8 mar. 2016

Sus manos te hablarán de ella

Hoy, Día Internacional de la Mujer, desde este espacio debería hablar de mujeres dedicadas a la enseñanza o a las matemáticas que hayan podido ser relevantes, y quizá debería empezar por Hypathia, o Teano, para cerrar con mujeres que a día de hoy nos continúan acompañando y enseñando, como Canals.
Sin embargo, me desperté con un deseo y era encontrar una fotografía, con las manos de mi abuela, y la pena es no haberla encontrado, pero, encontré esta otra, que son las manos de una mujer anónima, hija, madre, o abuela, que para mí tienen el significado de las manos de muchas mujeres que en silencio han conseguido que hoy, otras tengamos los derechos y la vida que nosotras mismas hemos elegido.
Fuente: Flickr
Recuerdo las manos de mi abuela, cuidadas pese a las marcas de la vida que vivió en silencio, pese a las horas de trabajo en el campo que hicieron surcos de deseos no cumplidos, pese a estar y a pasar por aquí en un momento donde la vida de una mujer no era como hoy, porque había muchas escaleras que subir.
Y gracias a aquellas mujeres, como mi abuela, como tantas abuelas, hoy las mujeres podemos hablar, aunque ellas no salieron a gritar a las calles; podemos estudiar, aunque ellas aprendieron a escribir y a leer casi a escondidas a la luz de la chimenea; podemos viajar, aunque ellas no salieran de sus aldeas, ni vieran nunca el mar; podemos elegir, aunque ellas fueran tomadas como esposas de hogares limitados por cuatro paredes ... hoy quiero dar gracias a todas esas mujeres que como mi abuela hicieron que hoy podamos respirar un mundo que ella soñó.

¡Feliz Día de la Mujer! 

1 comentario:

  1. Aprovecho tu comentario para felicitar también a tantas mujeres trabajadoras, muchas de ellas universitarias (aunque esto no es especialmente importante), que hoy día eligen voluntariamente dedicar lo mejor de si mismas a ser directivas, administradoras, gestoras, maestras, decoradoras, chefs, cuentacuentos, psicólogas, enfermeras, coaches, etc. en las mejores pymes que existen: sus propias familias.
    Su enooorrrmeee, e insustituible, contribución no tiene un reconocimiento mediático, NI FALTA QUE HACE, pero es una enorme injusticia, y pagaremos factura por ello, tanto no reconocer su trabajo, por el hecho de que no conste en los registros laborales o económicos, como pensar que es una tarea para "seres inferiores" que no valen para otra cosa. MUCHAS GRACIAS A TODAS ELLAS.

    ResponderEliminar