30 dic. 2014

2015, operaciones con números



En estos días aparecen todo tipo de cálculos con el número del año que vamos a recibir en unas horas y, he de confesar que me gusta, aunque solo sea por esa parte de misterio que encierra.

Vamos a ver algunas cosillas.

Comenzamos por factorizar: 2015=5*13*31.
Es el producto de tres primos, que cuando uno de ellos es el 13 parece disparar las alarmas de año de la mala suerte. Pero, le acompaña el 5, número de la estrella pitagórica o del pentagrama que pone música a nuestros días; quinto término de la sucesión de Fibonacci, ¿es el único que coincide su ordinal con su cardinal en esta serie? Pero el 5 está también en la naturaleza, como el nº de los brazos de la estrella de mar o del número de nuestros dedos.
Y el 31, es un número primo que parece pasar desapercibido, pero que si restamos dos nos da 29 que es primo gemelo de 31, y que representa al Galio en la tabla periódica.
Bueno, pues me voy a quedar simplemente con que es el último número del día antes de llegar al nuevo año, y voy a darle pues protagonismos al 5 y al 13 que vienen con él.

Vamos a pasarlo ahora a base 2, por eso de que son los números binarios que ahora tanto se utilizan en la tecnología, ¡sorpresa!
11111011111
Cinco unos un cero y otros cinco unos. Parece un número a los lados de un espejo. Podríamos hacer un juego tal que:

2
0
1
5
5
Cinco
1
Unos
2
A los dos lados
0
Del cero


¡Seguro que hay más cosas que hacer con este número!

Pero hoy… lo que quiero hacer es daros las gracias por estar ahí, por leerme, y animarme a seguir adelante con estas pequeñas locuras matemáticas. Por hacerme llegar cosillas para que publique. Por… ser parte de mis sueños cumplidos.
Y otra es desear un FELIZ 2015, que es un número bonito, claro que sí, con primos o sin primos, cada uno es… ¡lo que quiere ser! Y yo quiero que sea un año, lleno de felicidad.

1 comentario: