20 ene. 2011

Hasta pronto... Avinareta


Esta tarde pasé por Avinareta... y tengo una pena que quiero compartir con vosotros.

Una librería pequeña, la entrada una estrecha puerta con un cristal a modo de antiguo escaparate, al entrar paredes verdes que te adentraban en la esperanza de encontrar algo distinto ese libro que te haría descubrir que las matemáticas, no son una disciplina para "gafotas" (como yo, todo hay que decirlo) ni para "los listos"... en Avinareta había matemáticas para todos, estanterías que subían hasta el techo tocando casi el infinito.

Al fondo una pequeña mesa tras la cuál se escondía el librero, que nunca supe como se llamaba, pese a que tantos buenos consejos me dió, parecía haber recorrido cada una de las páginas de aquellos libros con la calma viva que siempre me transmitió, un saludo amable y una mirada de acogida que por ahora no veré.

Avinareta se va, y se va un poco de tantos que soñamos con un mundo más humano, más cercano, más vivo, y con un poquito de matemáticas.

Las crisis se llevan a los buenos, a los honrados, a los que sueñan...


Espero que otro lugar de Madrid os espere, y nos espere en vuestra compañía.

Gracias por haber estado ahí!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada