20 abr. 2010

¿Infierno o paraíso?

Yo era entonces presa de las Matemáticas.

¡Tiempo oscuro! niño conmovido por el escalofrío poético

Se me entregaba vivo a las cifras, negros verdugos

Se me obligaba a la fuerza a engullir el álgebra

Se me retorcía desde las alas hasta el pico

En el horroroso potro de tortura de las x y las y

Desgraciadamente, me atiborraban bajo los huesos maxilares

Del teorema adornado con todos sus corolarios

Sin embargo, se puede ser poeta y matemático.


Víctor Hugo


1 comentario:

  1. Muy bonito el poema de Victor Hugo. Cuando te gustan las matemáticas, resolver un problema te puede hacer sentir como cuando escuchas o lees una poesía. Yo quiero hacer mi pequeño aporte a tu blog que me encanta, dicho sea de paso, ojala hubieramos tenido algo así cuando nosotros estudiabamos. Bueno yo voy a colaborar con un chiste-adivinanza, espero que os guste:" Sabes lo que ocurre cuando X tiende a infinito? pues que infinito se seca".

    ResponderEliminar